04/sep/2012

Aclaración: Este artículo no hace referencia a la creación, o no creación de una "página" dentro de Facebook, sino que se relaciona a la inversión en publicidad paga o no inversión dentro del ecosistema de Facebook, entre otras cuestiones relacionadas.

Si bien no puede desconocerse la gran cantidad de usuarios que dispone la red social Facebook, su condición de "jardín amurallado" y la imposibilidad de realizar negocios libremente con su plataforma le quita, para quienes valoramos los negocios en internet, toda sustentabilidad como negocio a mediano y largo plazo, en particular porque existe una gran diferencia con la metodología y filosofía de trabajo que ha asumido Facebook con respecto a la que posee Google; filosofía, esta última, que fue admirada desde siempre en MatrixWay -por ejemplo con AdWords y Adsense-. En otro orden, en relación a la apertura de las redes y la información, Google y Twitter son ecosistemas abiertos, en contraposición a lo cerrado que es Facebook, no solamente en cuanto a su funcionamiento como red social, sino en cuanto al acceso a los datos que allí son generados por los usuarios, y en particular a la imposibilidad de obtener ganancias directas con los beneficios que uno otorga aportando usuarios y clientes a dicha red social, lo que hace pensar en una evidente subvaloración de los emprendimientos por parte de Facebook. Aquí en MatrixWay se propicia el uso de Twitter, AdWords, estrategias de SEO con Google y eventualmente el aprovechamiento de Google+ (este último aún en estudio de posibilidades y maduración de la idea).

Facebook ha llegado a la Argentina, diciendo "No somos clicks ni impresiones", lo cual probablemente sea una verdad desde la intención de ellos, pero los clicks e impresiones son unidades de medida que ellos también utilizan para cobrar los servicios de publicidad; entonces decididamente están destruyendo la filosofía, no solo de internet, sino también de la publicidad en internet... y me niego rotundamente a favorecerlos, aunque descarte en ese acto algunas posibilidades de negocio con su plataforma.

Aclaración:
Esta posición "en contra" de Facebook no tiene ninguna relación con la cuestión de la "privacidad", -lo que considero, si se me permite, una "estupidez soberana"-. En internet lo que vale es la libertad, y dentro de esa libertad está la elección de cada uno de usar, o no usar una aplicación, herramienta o red social, de modo que la "privacidad" también es una elección, y no es algo por lo que estar, o no, en contra. Esta posición en contra de facebook tiene que ver exclusivamente con intereses comerciales, y con la incapacidad de Facebook de mantener y en todo caso reivindicar una filosofía que lleva internet desde sus inicios, filosofía que es exaltada por otras compañías como Google y Twitter, entre otras.
Mario